Mal Humor?

No tienes idea el porqué, pero te levantaste con un humor de perros. Y la sola perspectiva de vivir todo tu día así te hace sentir peor. Pues, ¡has llegado al lugar adecuado! Porque hoy queremos mostrarte 5 estrategias súper sencillas para que el mal humor se vaya a molestar a otro lado.

¡Sumérgete en la naturaleza!

Siéntate en tu jardín, visita el parque más cercano, sal a caminar por la playa... ¡La naturaleza hará su magia!, y espantará al mal humor. Así lo demostró un   Estudio realizado en el 2010; en él se constató que los entornos naturales facilitan el descenso de cortisol (la hormona del estrés) y de la presión arterial.

Deja que la música suene

La música es sanadora; así que para olvidarte del mal humor pon las canciones movidas que más te gusten. ¿Tienes ganas de escuchar música clásica? Esta también puede ayudarte; a este respecto, otra investigación develó que 10 minutos de esta música relajante atenúa la ansiedad y las preocupaciones, y potencia el buen humor.
¡Muévete al ritmo de esta música!: Las 10 canciones más divertidas para bailar en casa

3 Toma el control

No eres ninguna víctima de esta situación; por tanto, ¡asume la responsabilidad! Sé testigo de tus propios pensamientos y trata de identificar cuál es el origen de tu malestar. De esta manera, podrás arrancar al problema de raíz.

4 Honra a tu temperamento

¿Eres introvertida? Entonces, reserváte algo de tiempo para estar contigo misma. ¿Te sientes más cómoda exteriorizando tus pensamientos? En este caso, compártelos con una amiga. Respetar tu temperamento te ayudará a escapar del mal humor.

5 Date tiempo

Lo has intentado todo, pero tu mal humor no quiere abandonarte. Pues, ¡no te desesperes! Esta actitud no hará más que empeorar la situación. En su lugar, reconócelo y acéptalo. Date permiso de sentirte así de vez en cuando y mímate. Come algo rico, duerme la siesta, mira tu serie favorita... ¡Tu imaginación será el límite!