Enfermedades

Enfermedades causadas por exceso de trabajo


0
¡Atención! 5 enfermedades que son causadas por las largas jornadas de trabajo

Excesivo trabajo
Todos saben que los excesos son malos, inclusive en el trabajo. ¡Atención! los workaholics (adictos al trabajo) estas son las 5 enfermedades más comunes causadas por el exceso de trabajo.
1

Estrés

Es sin duda la enfermedad más común causadas por exceso de trabajo, pero lo peor de todo que el estrés es la llave a demás enfermedades. La excesiva carga laboral deriva en estrés liberando hormonas que a su vez elevan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, metabólicas y mentales. No le huya a las vacaciones, su cuerpo y mente se lo agradecerán. También se le conoce como estrés laboral.
2

Obesidad

El excesivo trabajo hace que olvidemos comer sano, lo que nos lleva a comer comida rápida, es decir comer comida chatarra, la que es una de las principales causas del sobrepeso y obesidad. Además si trabajamos en oficina somos candidatos número uno para caer en el sedentarismo. En estos casos debemos tener una rutina de ejercicios o deporte, además de una buena dieta.
3

Gastritis

Una de las principales causas de la gastritis son los malos hábitos alimenticios, los que implican comer a deshoras y alimentos nocivos para nuestra salud. El excesivo trabajo hace que olvidemos comer sanamente y horas correctas, muchas veces la alimentación pasa a segundo plano después del trabajo. No es nuevo que los que trabajan mucho sufran de gastritis, sólo debe priorizar su alimentación.
4

Hipertensión arterial

Las largas jornadas de trabajo pueden causar tensión y derivar irremediablemente en hipertensión arterial, además del estrés que ayuda en la aparición de problemas cardiacos. Recuerde que no todo es trabajo en la vida, evite el trabajo excesivo y sonría un poco más.
5

Enfermedades visuales

Sobre todo para ellos que trabajan largas horas frente a la pantalla de una computadora, aumentan considerablemente el riesgo de sufrir “enfermedades de visión”, como ojo seco y glaucoma. En estos casos es necesario tener descansos de la vista, una visita al oftalmólogo y quizás unos anteojos con medida.